Pide cita

Puede llamarnos al 91 656 64 03
o rellenar el formulario

Desde 1982 en Torrejón de Ardoz.
Primera Consulta ¡GRATUITA!

Horario L-V

mañanas: 10:00 - 13:30
tardes: 15:00 - 20:30

Sábados

mañanas: 10:00 - 13:30

12 cosas que debes saber sobre la dentición de tu bebé

Una buena parte de nuestros lectores y pacientes –la mayoría de ellos, seguramente, ya papás o mamás- ya conocerán la información y los consejos que a continuación ofreceremos sobre la dentición de los bebés. Sin embargo, a otra parte de nuestro auditorio, bien porque aún no le haya tocado o porque se enfrente en estos instantes al misterioso mundo de ser primerizo, es posible que todo esto aún le suene muy lejano.

La aparición de los primeros dientes suele suscitar algunas dudas, preguntas e inseguridades en los padres, y resolverlas es el motivo de este nuevo post de nuestro blog.

  1. Los dientes del bebé empiezan a desarrollarse dentro de mamá, en el útero. En esta etapa de desarrollo del feto se forma la base de lo que serán los futuros dientecitos.
  2. Los primeros dientes comienzan a salir, de media, entre los 4 y los 7 meses de edad. Sin embargo, los más precoces dejan ver sus primeros dientecitos a los 3 meses –o incluso antes, aunque es bastante raro- y los más tardíos, al año de edad e incluso más tarde. Cada niño tiene su propio desarrollo y no hay que preocuparse por los plazos en exceso.
  3. Los primeros dientes en salir son, por regla general, los incisivos centrales inferiores. Los siguientes, los incisivos centrales superiores; después, los dos laterales inferiores; seguidamente, los primeros molares, los caninos y los segundos molares. El proceso finaliza entre los 24 y los 30 meses de edad, si bien hay muchas excepciones.
  4. No hay estudios científicos que confirmen que la dentición duela; sí es muy probable que en ocasiones resulte molesto para el bebé.
  5. La dentición no provoca fiebres altas en el bebé, al menos no está demostrado. Si la temperatura del niño es mayor a 38º, se deben buscar otras causas a la citada fiebre.
  6. Tampoco el babeo está catalogado como una de las consecuencias de la salida de los primeros dientes. El descubrimiento de la boca y la afición por morder y chupar objetos coinciden en la misma etapa que la dentición, por lo que habitualmente se suelen asociar, pero no existe base científica para ello.
  7. Los mordedores pueden satisfacer las ganas de morder y de descubrir cosas nuevas por parte del bebé. Pueden calmarles, sin embargo, tampoco hay evidencias científicas de que los mordedores amortigüen el dolor de encías de los pequeños.
  8. La higiene bucal y dental es muy importante, incluso antes de que salgan los primeros dientes en la boca del bebé. Durante los primeros meses de edad, es recomendable pasar suavemente una gasa o paño húmedo por las encías de los pequeños. Una vez comiencen a concurrir las piezas temporales o dientes de leche, se debe utilizar un cepillo suave, indicado para la edad del bebé.
  9. Los niños menores de dos años no deben utilizar el mismo tipo de dentífrico que un adulto. Existen pastas de dientes especiales para esta franja de edad, con menos concentración de flúor.
  10. Además, los bebés menores de dos años no deben cepillarse los dientes solos, aunque lo hagan con el cepillo y el dentífrico recomendados. Deben hacerlo en compañía, supervisión y ayuda de un adulto, para evitar riesgos como la ingestión indebida de pasta de dientes y para que el cepillado se lleve a cabo de la forma más correcta posible.
  11. Sí pueden aparecer caries en los dientes de leche. Es por ello que debemos mantener una higiene bucodental constante y correcta en las bocas de nuestros niños, pues una caries en una pieza temporal puede tener consecuencias y dañar no sólo la pieza en cuestión, si no también la definitiva que se sitúa debajo de la de leche.
  12. Es importante seguir las instrucciones del pediatra sobre la introducción de alimentos sólidos en la alimentación de tu bebé. En este caso, no es una cuestión sólo de dientes, sino de desarrollo del sistema digestivo en su conjunto. Una vez que el pequeño esté listo, fomentar la toma de alimentos sólidos, que el bebé tenga que masticar, ayudará al correcto desarrollo de sus dientes, sus mandíbulas y su salud bucodental.

Esperamos que estos 12 tips os ayuden a comprender el proceso de dentición de vuestros hijos y a saber qué podéis y debéis hacer en cada etapa de desarrollo para contribuir y conseguir bocas sanas, bonitas y felices. Si os queda alguna pregunta sin responder, en Alonso Dental siempre estaremos encantados de resolverla.

Dejar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies