Pide cita

Puede llamarnos al 91 656 64 03
o rellenar el formulario

Desde 1982 en Torrejón de Ardoz.
Primera Consulta ¡GRATUITA!

Horario L-V

mañanas: 10:00 - 13:30
tardes: 15:00 - 20:30

Sábados

mañanas: 10:00 - 13:30

 

Nuestra alimentación influye directamente en el cuidado de nuestra boca. Cada vez es más popular y frecuente el consumo de refrescos y, más ahora, en verano, las salidas con más frecuencias, el aperitivo en el chiringuito…

¿Qué ocurre si tomamos excesiva cantidad de bebidas carbonatadas?

Los refrescos con gas contienen azúcares y algunos ácidos que atacan el esmalte de los dientes.

Los niños y adolescentes son quienes más los consumen siendo ellos, precisamente, los más propensos a sus efectos nocivos y los que más impactos publicitarios reciben de este mercado.

Para conocer los efectos perjudiciales para la salud es necesario analizar sus componentes:

Agua carbonatada. Diversos estudios demuestran que este componente se asocia con cálculos renales.

Aspartamo– Edulcorante artificial común en los alimentos y bebidas de dieta debido a que no posee gran cantidad de calorías, si bien es altamente nocivo en tanto en cuanto es un compuesto de ácido aspártico y fenilamina. Se asocia a daños cerebrales y tumores cerebrales y eleva la acidez de la orina creando susceptibilidad a las infecciones de tracto urinario.

Contienen ácido fosfórico que debilita huesos y dientes. Este componente aumenta el efecto antioxidante de otras sustancias. En altas concentraciones este irrita la piel y las membranas mucosas. Es dañino también para el calcio de los huesos porque no permite la adecuada absorción en el organismo provocando su debilitamiento y, por tanto, incrementa la posibilidad de tener fracturas y potenciando el incremento de la osteoporosis

Alto contenido de azúcar.

Formaldehido en los potenciadores de sabor, una sustancia cancerígena así como el benzonato de potasio de los conservantes artificiales.

Ácido cítrico que consumido en cantidades favorece la erosión de la dentadura.

Fructosa que produce obesidad, colesterol y triglicéridos altos.

Colorantes artificiales que alteran la función cerebral y potencian hiperactividad.

Cafeína, estimulante (perteneciente al mismo grupo de alcaloides que la cocaína, estricnina, morfina, quinina, nicotina) que provoca cambios de conducta y que son añadidos para provocar adicción en los consumidores. En cantidades elevadas provoca insomnio, debilidad, fatiga, úlceras..

¡¡Recuerda!! Una correcta higiene dental y un consumo moderado de refrescos con gas te ayudarán a proteger el esmalte de los dientes y a cuidar tu salud.

Dejar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies