Pide cita

Puede llamarnos al 91 656 64 03
o rellenar el formulario

Desde 1982 en Torrejón de Ardoz.
Primera Consulta ¡GRATUITA!

Horario L-V

mañanas: 10:00 - 13:30
tardes: 15:00 - 20:30

Sábados

mañanas: 10:00 - 13:30

 

La saliva es indispensable para poder mantener una óptima y correcta salud bucodental  no sólo se encarga de ayudar en la digestión y procesamiento de los alimentos, también protege la superficie interna de la boca y los dientes gracias a su PH alcalino que neutraliza los ácidos producidos por la placa bacteriana resguarda la superficie interna de la boca; sirve para diagnosticar la diabetes, el cáncer oral y en general las enfermedades periodontales; aporta a los dientes el calcio y fosfato necesarios para remineralizarlos; es un poderoso depósito de flúor; y diluye y elimina los azúcares presentes en la boca.

Sabías que…

  • Segregamos entre uno y 1.5 litros al día.Si se produce menos de la mitad, es probable que se esté ante un caso de xerostomía (síndrome de la boca seca). Generalmente, los hombres segregan más cantidad de saliva que las mujeres.
  • Nos alerta en caso de deshidratación. Cuando disminuimos su producción, activa la señal de alerta del organismo mediante la sensación de sed para mantener el equilibrio hídrico.
  • Ayuda a detectar el sabor de los alimentos. Los receptores químicos de nuestras papilas gustativas únicamente pueden funcionar en un entorno líquido. Por ello, la saliva se encarga de humedecerlos para que puedan realizar su tarea correctamente, de ahí que al secar la lengua estos receptores se inhiban, y con ellos el sabor.
  • Por la noche producimos menos cantidad. La cantidad de saliva que segregamos depende, entre otros factores, del ciclo circadiano, de tal manera que por las noches es cuando menos producimos.
  • En más de un 99% es agua. Aunque es agua prácticamente en su totalidad, la saliva es una mezcla de fluidos orales que incluye secreciones de las glándulas salivares mayores y menores junto a otras como el fluido gingival crevicular –producido entre la encía y el diente–, secreciones nasales y bronquiales, derivados sanguíneos procedentes de heridas en la boca, productos bacterianos y víricos, células epiteliales descamadas, restos alimenticios… Toda una amalgama que, pese a todo, es inodora e incolora.
  • Los colutorios con alto nivel de alcohol pueden producir sequedad de los tejidos orales al modificar la cantidad y calidad de la saliva.
  • Refleja nuestro estado de ánimo. Cuando nos encontramos en una situación tensa u hostil se incrementa la cantidad de cortisol.
  • Durante la vida de una persona se pueden llegar a generar 43.000 litros.

 

Dejar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies